Esta semana te propongo que escribas sobre tu postura de meditación en tu diario.

En cada práctica, analiza cómo te sientes, las partes de tu cuerpo en las que encuentras alguna incomodidad para hacerte consciente y corregirlas, habla de tu experiencia en su totalidad, física y mentalmente.

Haz los cambios de posición que necesites y analiza tus progresos. Lo interesante , es analizar en su conjunto, la conexión cuerpo y mente. Cuanto más progreses en conseguir esa posición ideal, experimentarás que la práctica te sale mejor.