Esta semana te invito a que trabajes en tu diario sobre la Impermanencia de la vida. Escribe cada uno de los días donde asistas a una comida familiar sobre las personas que allí estaban: sus edades, sus circunstancias , su evolución en el último año y qué te aporta como ser querido o cercano. Hazte consciente de su versión actual y de cómo este momento es único y debes aprovecharlo con cada uno de ellos.

Abraza y disfruta de todo el amor que te rodea.