Esta semana, en esa búsqueda de conexión entre tu cuerpo y tu mente, te propongo lo siguiente

  • Busca asesoramiento, en tu fisioterapeuta o instructor de pilates o de yoga si lo practicas y que te preparen una tabla de ejercicios matutinos de tan solo unos minutos para estirar cuando te despiertes por la mañana.
  • Este ejercicio hará que conectes con tu cuerpo desde el primer momento del día y te aportará una serie de ventajas muy significativas en tu movilidad y elasticidad.

Además, quiero que trabajes mucho la observación con amabilidad de tu cuerpo, especialmente en los momentos difíciles de esta semana.

Cada vez que te ocurra alguna situación que no te agrade, hazte consciente de tu reacción corporal. Si localizas la tensión o malestar que notes físicamente, practica unas respiraciones conscientes hacia esa zona tensada y poco a poco, relájala.

Cada vez que tengas un momento especialmente agradable, de igual forma, toma conciencia de tu cuerpo y disfruta físicamente de esa experiencia. Te sorprenderá lo placentero que es. El efecto de un beso, de un abrazo , de una buena noticia, cuando lo haces conectando cuerpo y mente, además de la sensación emocional, el percibirlo físicamente intensificará de forma maravillosa cada experiencia.