Esta semana te invito a que analices tu relación con la comida. Escribe sobre cómo comes normalmente: tiempo, alimentos, compañía, estado emocional. Una vez que tengas establecida esta relación, escribe sobre las posibles mejoras que podrías hacer y ponte en marcha. Hazte un plan de cambio en los hábitos que consideres que son dañinos para ti o para tu salud.

En la práctica Formal, vas a encontrar una meditación para evitar sabotajes con la comida, esos impulsos que somos incapaces de controlar y que luego nos hacen sentir tan culpables. Realiza la práctica y escribe sobre lo que ha ocurrido . El trabajo de evitar estos sabotajes es muy personal y escribir aquí sobre tus progresos te ayudará a mejorar día a día. No te trates mal si al principio no va tan bien como quisieras, date tu tiempo.

Toda esta reflexión que aquí te pido, hazla sin juicio, con amabilidad y sobre todo con el objetivo de tomar conciencia para trabajar enfocado hacia un objetivo real.