Esta semana la escritura va a ser muy transformadora en tu vida. Cuando plasmamos a través de la escritura las emociones que nos han traído las situaciones difíciles del día a día, nos hacemos plenamente conscientes de cómo nos encontramos, de cual es nuestro grado de resiliencia y de calma interior para afrontar aquellas cosas que no quiero que ocurran o que se escapan de mi control.

Lo interesante de esto no es que te machaques y recuerdes lo mal que te has sentido en esos momentos, lo que pretendo es que IDENTIFIQUES las emociones que te visitan en esos momentos, que les pongas nombre e incluso que las observes y veas como te tratan a través de tu diálogo interno; a partir de ahí, las trabajas en la meditación de afrontar las emociones difíciles. (Práctica Formal)

Cada día recuerda una situación difícil o no prevista del día y haz una reflexión sobre esto. Después, intenta hacer la práctica formal. Verás lo maravillosa y efectiva que es.