Uno de los grandes y ascendentes problemas de nuestra sociedad es el Sobrepeso. No solo afecta en la salud de las personas que lo padecen, además, las consecuencias emocionales son devastadoras y el estrés y el sentimiento de culpa, acompañan de forma continua a estas personas.

Las causas principales del Sobrepeso son:

  • Una alimentación inadecuada
  • Causas más profundas
    • Físicas, donde intervienen la falta de movimiento, la falta de sueño y descanso, así como determinados desequilibrios hormonales que favorecen este sobrepeso.
    • Mentalidad o forma de pensar, que tienen más que ver con un exceso de estrés y una obsesión con el peso.
    • Aspectos emocionales sin resolver que hacen que la comida sirva para evadir dichos sentimientos
    • Baja autoestima

Evidentemente, la alimentación inadecuada se puede corregir con el asesoramiento de un profesional de la nutrición que nos oriente en un proceso de cambio en nuestros hábitos alimentarios. pero ¿que pasa con los aspectos más profundos?

Las causas físicas tienen que ver con una intencionalidad de cambiar, ya que los aspectos que trabaja son vitales para la salud y si una persona quiere cambiar hacia un mayor cuidado de si mismo, estos aspectos serán fundamentales.

El resto, podemos tratarlo desde el punto de vista de Mindfulness. Con la práctica de esta disciplina y con la meditación, encontrarás un cambio definitivo en tu forma de ver la vida, en bajar tus niveles de estrés de forma drástica, así como en una mejor autoestima y por consiguiente, una mejor relación contigo mismo.

Has de saber, que la alimentación consciente, en primer lugar es saber:

  • Qué comes
  • Cómo lo comes
  • Con qué mentalidad lo comes
  • Con qué compañía lo comes
  • Con qué actitud lo comes (¿quieres satisfacer una necesidad o llenar un agujero?)

Lo primero que has de tener en cuenta es que cuando vayas a comer, debes pensar que VAS A ALIMENTARTE, NO A COMER COMO PLACER, sino como necesidad vital.

El hambre es la sensación que indica la necesidad de comer, pero existen dos tipos de habre:

  • HAMBRE REAL
    • Es un proceso Fisiológico
    • Aparece poco a poco
    • Está abierta a comer varios tipos de alimentos
    • No es necesario satisfacerlo de inmediato
    • Puedes parar cuando sientes saciedad
    • Sientes bienestar tras la comida
  • HAMBRE EMOCIONAL
    • Es psicológico
    • Sueles comer cosas inadecuadas para tu dieta
    • Se come compulsivamente y suelen ser atracones
    • Sientes culpa tras la comida

A esto, le acompaña la forma de comer que tenemos en nuestra cultura y que no nos ayuda en absoluto de mediar con este problema.

  • Suelen ser largas comidas con sobremesa
  • Costumbre de picoteo previo (aperitivo)
  • Mucha comida
  • Mucho pan
  • Postres calóricos innecesarios
  • Mucha bebida

Hazte una pregunta: ¿Con qué frecuencia saboreamos lo que comemos en nuestro día a día? En realidad, prestamos atención tan solo a los primeros bocados, para comprobar que estamos comiendo lo que pensamos, pero luego, entramos en un estado de semi inconsciencia que hace que hagamos el proceso en piloto automático y nuestra mente divague si estamos solos o que no paremos de hablar si estamos acompañados, desconectando totalmente con el acto de comer.

Como consecuencia de esto, solemos comer mucho más de lo que necesitamos .

Para trabajar una alimentación consciente, te propongo los siguientes pasos, los detallo en la práctica Informal de esta semana:

  • Agradece la suerte que tienes de poder comer, recuerda que una gran cantidad de personas no la tienen.
  • De todo lo que hay en la mesa, elegimos lo que vamos a tomar
  • Masticamos correctamente
  • Tomamos poco líquido y a sorbos pequeños
  • Nos hacemos conscientes de sabores, aromas y textura de los alimentos
  • Por supuesto, en cuanto sintamos saciedad , paramos

Comas lo que comas, hazlo con un profundo deseo de disfrutarlo porque ¿sabes? si no es así, el sentimiento de culpa activa mecanismos de estrés que son completamente opuestos a un proceso de adelgazamiento y están directamente relacionados con una mala digestión.

Las Emociones, afectan directamente a los procesos de sabotaje que nos hacemos con la comida. Siempre que tengamos un impulso de comer algo no adecuado o de forma compulsiva, Mindfulness , a través de la meditación, trabaja en localizar las emociones que quieres evitar y que pretendes evadir con dichos sabotajes. Con este trabajo, podemos superar o mejorar nuestra relación con la comida.

Te invito a que te trabajes todos los módulos de esta semana y verás que posibilidades más bonitas encuentras en tu relación con nuestra alimentación como parte fundamental para tu auto cuidado.

Tomando Conciencia, Viviendo en Coherencia