PENSAMIENTOS RECURRENTES

Hay una cuestión que todos los seres humanos creo que tenemos bastante clara y es que : Todos queremos ser o sentirnos felices.

Para ello, intentamos evitar todas las fuentes de sufrimiento y uno de los mecanismos ya comentados de nuestro cuerpo, es la capacidad de aprendizaje del cerebro. Este, a base de repetición, va evolucionando y mecanizando todas las acciones que puede para el menor gasto de energía posible y la mayor protección de nuestro cuerpo. Con este mecanismo, vamos desarrollando unas pautas de comportamiento automatizadas que nos facilitan mucho la vida.

Hasta aquí todo bien, sin embargo, estas pautas de comportamiento automáticas, en ocasiones pueden ser fuente de dolor emocional y aquí empezamos el tema de esta semana.

Las Pautas nocivas de comportamiento, lo son por ser pautas de pensamientos recurrentes, que crean un bucle cerrado de pensamientos automáticos que hacen que no podamos estar presentes y nos angustian, en muchas ocasiones de forma improductiva, inútil y hasta ridícula.

1.- LA RUMIACION

Es una pauta de comportamiento, pensamiento que supone una preocupación en exceso de las cosas que nos ocurren. Es la principal causa de todos los problemas psicológicos que acarrea la población de esta sociedad, ya que son pensamientos en bucle que nos limitan y no nos dejan trascender los acontecimientos y avanzar tras un golpe de la vida.

En este tipo de pensamiento, damos por hecho que no hay otra opción y el efecto de preocupación, se retroalimenta y crece en nuestro interior provocando los cuadros de ansiedad y depresión tan comunes en el tipo de vida que llevamos.

Este tipo de pensamiento recurrente, provoca cuadros de ansiedad que nos hacen entrar en pánico en situaciones inesperadas y que trastornan mucho nuestra calidad de vida y la de nuestros seres queridos. Además, provoca cuadros de depresión cuando se agravan, sumiéndonos en un alejamiento de toda la realidad de nuestra vida.

2.- LA NECESIDAD DE CONTROL

Este, es otro de los pensamientos recurrentes que está caracterizado por ser fuertemente influenciado por nuestras creencias. Adquirimos una necesidad de controlar todo lo que nos rodea , dependa o no de nosotros, generando mucha frustración, mucho estrés y una gran dificultad de mantener relaciones personales en armonía. Nos volvemos extremadamente exigentes con nuestros seres queridos y dificultamos nuestras relaciones personales y laborales. Es una fuente de sufrimiento completamente inútil y nos aleja del concepto de aceptación, ya que no dejamos que la vida sea como es y que las personas que nos rodean , sean como son.

3.- EL APEGO

El apego es una característica natural del ser humano. El problema en que en la sociedad actual, hemos desarrollado un fuerte sentimiento de apego, tanto personal como material. De esta forma, cuando algo en nuestra vida nos gusta, nos engañamos pensando que es algo para toda nuestra vida y debes saber algo, lo único que te va a acompañar durante toda tu vida, solo eres tu.

En la historia de tu vida, te acompañarán cosas y personas, pero a lo largo de la vida y por su propia impermanecia, todo irá cambiando. Perderás a personas , perderás cosas, personas que te acompañen, irán evolucionando y la posición y la versión que tengan en tu vida, será completamente diferente a lo largo de ella y debes aceptar y disfrutar lo que la vida te ofrezca en cada momento.

Si te aferras a personas , a cosas materiales y a la versión de las personas que te acompañen en este camino de la vida, te resistirás a la impermanencia y esto te producirá una gran fuente de sufrimiento. Trabaja la aceptación de que la vida está en continuo movimiento y disfruta de cada uno de ellos.

Recuerda que todo lo que la vida te da, te lo va a quitar, recuerda que naciste absoluta y completamente solo y de la misma forma , darás tu último suspiro en el momento de la muerte.

Con el trabajo de la meditación y del entrenamiento de la conciencia, los pensamientos recurrentes tendrán menos incidencia en tus pensamientos y la aceptación llegará de forma tranquila, silenciosa y te acompañará como una gran compañera necesaria en este apasionante viaje que es la vida.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia