Esta semana el trabajo va a ser precioso.

Piensa detenidamente en alguna de esas personas que por algún motivo, te resultan desagradables, de esas que no soportas algo de ellos.

Intenta ver o hablar con alguna de ellas y observa cómo te irrita su forma de ser. Observa qué es lo que no aguantas de esa persona . A partir de este momento, empieza a buscar tu sombra.

Recuerda, que esa persona produce ese efecto en ti porque sencillamente, no soportas que te proyecte alguna sombra tuya.

Míralo con amabilidad, sin resistirte y sin enfadarte e intenta detectar y ponerle nombre a esa sombra. Si la reconoces, lo que no soportas de esa persona, empezará a bajar en intensidad, con lo que obtienes un beneficio doble en esta práctica:

  • Reconoces una sombra que podrás trabajar en ti
  • Esa persona deja de producirte una mala sensación por ser como es.

Hay muchas sombras que buscar y conforme las vayas reconociendo, acéptalas, tenlas presentes para que no te dominen en momentos difíciles y abraza esa parte de ti que llevas y que no te hace mala persona, solo te hace una persona con sus experiencias.

En un trabajo más profundo durante la meditación, puedes encontrar el origen de esa sombra y localizarlo. Te animo a investigar dentro de ti para ese precioso camino que es el autoconocimiento.