Fotografía: niños saltando del Puente de Oporto; 2018

Saltar de nuestra zona de confort es la única forma que tenemos de cambiar. Debemos despojarnos de nuestras creencias más limitantes como el «yo soy así» y soltar el lastre que nos sobra.

Solo de esta forma, abriremos la posibilidad de conocernos realmente y sacar el potencial que llevamos y a veces, tenemos a buen recaudo.

Salta!!!!!!