Instrucciones para trabajar y aumentar tu autoestima.

Llevamos un par de semanas evaluando y analizando la opinión que tenemos sobre nosotros mismos. La buena noticia, es que si el resultado no te ha gustado, puedes trabajar en cambiarlo.

Son cosas aparentemente sencillas pero que por todo lo explicado en semanas anteriores, no las hacemos correctamente. Ponte objetivos alcanzables en este sentido, abordando uno a uno y empieza a darle la vuelta a esto. En poco tiempo, experimentarás un cambio en tu relación contigo mismo alucinante.

  • Cuida tu cuerpo, tu imagen, tu salud, tu higiene y tu alimentación. Cuando trabajamos en cuidarnos, nuestro cerebro entiende que te quieres y por ello te cuidas. La sensación de bienestar y de importancia que le damos a nuestro cuerpo y a nuestra salud es fundamental para tu relación contigo mismo.
  • Permítete sentir tus emociones, esto es clave para tener una buena salud emocional y darte la oportunidad de vivir todas las experiencias que tengas que vivir, sin negar ni rechazar aquellas cosas que te den miedo y llevándote el aprendizaje correspondiente a todas tus vivencias. Esto hará que sientas que la vida está llena de oportunidades y con cada experiencia, adquirirás las fortalezas y capacidades para lo que te quede por vivir. 
  • Háblate bien; no solo no te hables mal; trabaja para hacer un cambio radical en tu diálogo interno. El ejercicio del espejo es fundamental para lograrlo.
  • Celebra tus logros por ti, no por los demás. Aprende a hacerte consciente de tus logros, sean pequeños o grandes y celébralos. No hace falta que lo compartas con nadie si te da pudor pero celébralo contigo mismo y date el valor que tienes.
  • Perdona tus errores y aprende de ellos. El perdón, como veremos más adelante en este blog, no es opcional. Cuando sentimos rencor, odio o decepción, hemos de liberarnos de esas emociones a través del perdón ya que si no lo hacemos, estas emociones permanecerán de forma permanente en nuestra vida y dominarán nuestros estados de ánimo. El perdón a nosotros mismos nos libera de una carga tremenda que llevamos y que no nos deja avanzar en el crecimiento personal.
  • Aprende a decir que no, como forma de cubrir tus propias necesidades fundamentales para ser feliz.
  • Ten detalles contigo mismo. Una de las formas de cuidarte y más allá, de mimarte, es tener detalles contigo mismo. Date esos pequeños homenajes, hazte pequeños regalitos y cubre esos detalles que cuidamos cuando amamos a alguien. Hará que te sientas maravillosamente contigo mismo.
  • No te comas sobras de los demás, en todos los aspectos de tu vida. No mendigues amor, atención ; en ocasiones nos empeñamos en que alguien nos quiera aunque en el fondo de nuestro corazón percibamos que no es así y el desgaste en este empeño es enorme y hace que tu autoestima caiga en picado.
  • Márcate objetivos que deseas y que sean alcanzables. El tener ilusiones a corto plazo, hace que tus niveles de motivación se mantengan estables y rompe las sensaciones de monotonía que tanto daño nos hacen.  

Cuando mejoras la visión que tienes sobre ti mismo, mejoras la visión que tienes también sobre los demás porque tu prejuicios caen de forma significativa. Entiendes y aceptas que cada uno es fruto de sus circunstancias y lejos de ir tachando personas o comportamientos que no se corresponden con los tuyos, buscas puntos de unión con las personas para tener relaciones más fluidas y cordiales.

Darte el valor que tienes es un paso crucial en un proceso de autoconocimiento y crecimiento personal, abriendo tu mente curiosa a todo lo que tienes que ofrecer a tu propia vida.