Esta semana te propongo una práctica inicial que completaremos en las próximas semanas.

Quiero que cojas la carta que has escrito en tu diario de Mindfulness y que te pongas delante de un espejo.

Léela, despacio, sin prisa. Aprovecha en cada pausa o párrafo para mirar hacia adelante y ver tu cara, tu expresión corporal y sobre todo, observa como te sientes cuando te las vas leyendo y las vas escuchando de tu voz y con tu imagen, delante de ti.

Tómate el tiempo que necesites.