Esta semana tienes un trabajo muy interesante. Es posible que te suene un poco extraño si no has realizado mi taller en el último año pero te garantizo que el resultado es muy positivo.

Te propongo la siguiente dinámica.

Ponte delante de un espejo cada día, completamente desnudo, y dedica, al menos cinco minutos a hablarte , sobre ti, solo cosas positivas.

Descríbete en positivo, recuerda momentos importantes, felices o donde hayas demostrado tu valía. Rechaza hacer críticas, tan solo, ten ese momento para hablarte bien.

Soy consciente de que ponerte desnudo, delante del espejo puede ser violento, o incluso ridículo. Pero esto se hace para que te aceptes tal y como eres y rechaces cualquier crítica superficial en base a tu aspecto físico.

Ese cuerpo, ese aspecto, te hacen ser quien eres, cada día, cada momento, cada situación, y eres capaz de afrontarlo y de buscar momentos de felicidad, para ti y los tuyos.

El cambiar un diálogo interno negativo por uno positivo, no es fácil y empieza por hacerlo de forma externa.

Suerte y que lo disfrutes!!!!