Continuamos trabajando nuestra comunicación. Esta semana vamos a nuestra forma de escuchar .

Oír no es escuchar. En muchas ocasiones, disimulamos mientras nos hablan pero en realidad, nuestros pensamientos se van de la conversación y nuestra calidad de la escucha deja mucho que desear. Esto no significa que no prestemos atención, sino que tenemos muy desentrenada nuestra capacidad de concentración en las cosas que hacemos.

El trabajo en mejorar tu calidad de escucha, hará que se abra ante ti la posibilidad de entablar conversaciones auténticas, trasformadoras y llenas de experiencias.

Como cada semana, voy a acercarte a este trabajo mediante

  • Post semanal
  • Práctica Formal
  • Práctica Informal
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Imagen de la semana
  • Noticias y enlaces de interés