Esta semana te toca poner conciencia en tu forma de hablar.

Elige cada día, el momento, el interlocutor y el tipo conversación. Puede ser a nivel familiar, laboral o de ámbito social. Es interesante que cada día lo hagas en un ámbito diferente.

El ejercicio consiste en que cada día, abordes una conversación con habla consciente, recuerda todos los puntos de interés del post antes de empezar e intenta comunicarte de forma muy consciente.

Apunta en tu diario las sensaciones y diferencias que observes entre una comunicación en automático y una conversación con conciencia.