Esta semana debes poner en práctica la observación de tu nivel de escucha. Elige cada día a una persona con la que sepas que vas a tener algún tipo de comunicación, y decide tener una escucha activa y atenta.

En este ejercicio recuerda que has de escuchar el mensaje completo, intenta percibir sus gestos, su tono, y sobre todo, sus emociones.

No intentes dar una respuesta antes de tiempo y observa la gran diferencia. Si en algún momento, observas que tu atención se va, para, respira y vuelve a traer tu atención a la escucha.