Esta semana empezamos a trabajar con el concepto de ecuanimidad. Para vivir en coherencia, nuestra gestión emocional ha de ser equilibrada. La vida está compuesta de momentos altos, momento bajos y momentos neutros.

La ecuanimidad que se puede adquirir con el hábito de la meditación, puede hacer que vivamos esos momentos sin que supongan una revolución emocional que nos desborde y haga que no actuemos de la forma más adecuada posible en cada situación.

La forma en la que aprendemos a gestionar las emociones difíciles, así como la tranquilidad y humildad con la que podemos afrontar las situaciones más álgidas, harán que siempre podamos mantener un equilibrio en nuestras vidas y cada uno de ellos, merezca la pena.

Como cada semana, te invito a trabajar este concepto mediante:

  • Post Semanal
  • Práctica Formal
  • Práctica Informal
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Imagen de la semana
  • Noticias y enlaces de interés.