Esta semana, te propongo integrar la atención plena en el momento de tu despertar.

Abre los ojos, toma conciencia de dónde estás, de tu cuerpo, de tu estado de ánimo, sin programar aún, hazte consciente del día que tienes por delante, del clima, del color del cielo, el silencio de tu casa y toma conciencia de que has despertado, estás vivo y tienes un día de vida para vivirlo. No lo desperdicies.

Disfruta este momento….