Esta semana tienes dos posibilidades. Si eres una persona que practicas deporte de forma regular, escribe en tu diario sobre ello.

Busca y describe tu trayectoria en el deporte, cuales has probado y son los que más te gustan, cuanto tiempo le dedicas, analiza si crees que es suficiente, y toma conciencia de cómo te sientes en las épocas en las que lo practicas de forma asidua.

Tomando conciencia del peso que tiene el deporte en tu vida y con lo que ya sabes de los beneficios que te aporta, toma decisiones al respecto….

Si eres una persona que lo has intentado y no hay forma de que lo conviertas en un hábito o ni siquiera lo has intentado, vamos paso a paso.

Ya sabes lo beneficioso que es el deporte en tu cuerpo y en tu mente. Analiza tu estado físico y mental y haz un pequeño esquema de cómo puede ayudarte el deporte a mejorar.

Hecho el esquema, analiza qué deportes se pueden adaptar a tu horario, a tu salud y a tu estado físico. Debe ser un deporte que pienses que te va a gustar aunque sé, que si nunca lo has intentado, tu sensación es de que no te gusta ninguno. Si es así, empieza saliendo a caminar un poco rápido, un par de veces por semana, durante 30 minutos. Si vas sintiendo sus beneficios, avanzarás. Date una oportunidad, infórmate sobre ese deporte e intenta empezar muy poco a poco, con ayuda de alguien que sepa y sin demasiadas expectativas. Apunta tus progresos y empieza a cuidar de ti.

Cada cosa que hagas, por pequeña que sea, cuéntasela al diario, te ayudará muchísimo a evaluar tu progreso.