Esta semana no tenemos ningún trabajo específico como tal, pero dada la montaña rusa de emociones que he vivido con este acto, te propongo lo siguiente:

Durante la presentación, hablé sobre el déficit de escucha por culpa de ir corriendo constantemente. Al no escucharnos a nosotros mismos y por supuesto, al no escuchar de verdad a quienes nos rodean, nos perdemos muchas muestras de cariño y de amor que el mundo tiene cada día para nosotros.

En este día, donde recibí tantas muestras de cariño, me sentía algo desbordada por no poder devolver tanto a tantas personas en tan poco tiempo, en realidad no tenía que devolver, este cariño es recíproco y no hay deudas ni saldos, sencillamente , se da cuando se tiene oportunidad.

Escribe sobre las personas que tienes cerca, en tu casa, tu familia, tu trabajo, tus amigos y toma conciencia de las muestras de cariño que recibes de ellos . Respira y visualiza momentos, días, circunstancias y uno a uno, alimenta tu alma y tus recuerdos de cuanto amor te rodea.

Es fundamental que seamos conscientes del amor que nos rodea para ser consciente de la gran suerte que tenemos y salir al mundo cada día, conocedores de ello.