Los beneficios de la alegría son inmensos para nuestra salud.

Esta semana te propongo el siguiente ejercicio de escritura. Recuerda una ocasión en la que sentiste una gran alegría, tómate el tiempo que necesites.

Escribe sobre aquel día, todo lo que recuerdes. Que personas te acompañaban, como te sentías antes de esa alegría, qué ocurrió exactamente para llevarte esa alegría y a partir de ahí, describe con todo detalle todo lo que te hizo sentir aquel hecho.

Escribe sobre tus sentimientos, sobre tus sensaciones corporales, sobre el efecto en los demás y sobre todo, escribe lo que te influyó aquel día y en los días posteriores.

Recordar los momentos más alegres con conciencia, hace que volvamos a sentir aquellos sentimientos y nos sirve de antídoto para las emociones más dolorosas y desagradables. Este ejercicio lo puedes hacer de vez en cuando para que esos recuerdos te refuercen esos estados físicos y psicológicos a pesar de que no estés viviendo las mejores circunstancias.