Si en este otoño- invierno que vamos a vivir sientes tristeza, coge tu diario de mindfulness y escribe una reflexión.

En primer lugar describe como te sientes, en qué percibes tu tristeza y analiza sus causas. Si detectas que estás en un proceso de duelo, por la situación que estamos viviendo y que nos va cambiando la vida a todos, identifica cada una de las fases en tu proceso. Recuerda que éstas son:

  • Incredulidad
  • Negociación
  • Ira
  • Tristeza
  • Aceptacion

Una vez identificada en la que estás, ve haciéndote consciente de tu proceso hasta llegar a la aceptación.

Si no es un duelo lo que te ocurre, analiza las causas y utiliza esta sensación para dar un descanso y una reflexión a tu vida y a la situación que te está provocando esta tristeza. Toma conciencia de los factores que más te afectan y solo o con ayuda de tus personas de más confianza, busca la forma de empezar a evadirte con alguna actividad para no engancharte demasiado en las sensaciones.

Recuerda que la tristeza agudiza tu creatividad, aprovéchala.