Esta semana nos enfrentamos a un empeoramiento de la situación global de la pandemia que nos acecha. Empieza la temporada de frío y debemos restringir más aún nuestras vidas. Probablemente nos van a declarar en toque de queda y según dicen los expertos, la situación se va a agravar de forma muy significativa. Es probable, que te veas superado por el miedo, la incertidumbre e incluso que te veas afectado personal o familiarmente por esta situación.

La sensación de tristeza no tardará en llamar a tu puerta si aún no lo ha hecho. Toma conciencia de que va a venir a ayudarte a que hagas justo lo que necesitas, que tomes conciencia de tu realidad, que acojas el sufrimiento que te toque vivir en cada situación y sobre todo, viene a protegerte para que los que te rodean te refugien y entre todos , salgamos de esta lo mejor posible o lo menos dañados posible.

No te resistas si llega, no la inhibas ni pienses que no debes sentirla , es completamente normal. Si en estos días te sientes triste, cuéntalo en tu entorno y rodéate de personas que te quieran.

Tomar conciencia de nuestras debilidades y momentos más vulnerables, nos permite no negar ni resistirnos y poder pedir ayuda, aunque sea simplemente para acompañar.