Esta semana hablamos de Nostalgia.

A priori nos puede parecer un sentimiento negativo, sin embargo quiero hacer esta publicación para gritar mi amor y pasión por esta sensación y cambiar ese concepto negativo que se tiene de ella.

La Nostalgia como definición, es un sentimiento que aparece con el recuerdo de una parte de nuestra vida que hemos perdido. Puede ser el recuerdo de una persona que ya no está porque ha fallecido o sencillamente porque se ha alejado de nuestra vida. Puede ser el recuerdo de una época determinada que recordamos muy feliz y que añoramos con frecuencia.

La nostalgia nos hace sentir emociones contradictorias: por un lado sentiremos esas emociones asociadas al recuerdo, emociones normalmente muy buenas y que nos harán sentir un gran bienestar si tomamos conciencia de la suerte que hemos tenido y somos agradecidos. Por otro lado, aparecerán emociones de añoranza, de tristeza y otras parecidas que nos hagan de alguna forma, desear revivir aquella época.

Es en esta última fase donde debemos trabajar. El sentimiento de nostalgia es absolutamente precioso y debemos verlo como un recuerdo que refuerce nuestro paso por la vida, que nos cuente que ésta tiene mucho sentido y que nos ilusione por las cosas nuevas que tenga que ofrecernos en el presente.

Sin embargo, si tomamos la nostalgia como un sentimiento en el que me quede enganchado, sumidos en el deseo de volver a estar allí y rechazando mi presente, entraremos en estados de tristeza y negación sobre la propia vida que nos meterán en una situación difícil de superar.

En estos casos, debemos saber que el recuerdo es una función del cerebro fabricada y sesgada según mi antojo, con lo que probablemente, en esos recuerdos de nostalgia, olvidemos recordar la parte negativa de las personas o las épocas recordadas.

Cuando estemos sintiendo nostalgia y nos veamos sumidos en esos estados de tristeza que nos puedan hacer querer regresar al pasado, debemos sentarnos y hacer una reflexión en profundidad sobre las personas o las épocas recordadas, incluyendo los aspectos negativos. Para ello, suele ser muy útil escribir sobre ello. De esta forma, llegaremos a la conclusión sana de pensar que todas las épocas tienen su parte positiva y su parte negativa y que lo precioso, es vivirlas todas e intentar encontrar el sentido a nuestra vida en todas ellas.

El pasado debe informarte para vivir el presente y para soñar con un futuro ilusionante.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia…