Título: Volver

Pasé muchos años fuera de mi tierra, no estaba lejos pero no estaba. El sentimiento de desarraigo es uno de los que más añoranza nos produce y en ocasiones, no ayuda a abrirnos a nuevas experiencias, nuevos espacios, nuevas personas.

La añoranza nos debe servir para reconfortarnos y no paralizarnos. En mis momentos de soledad por desarraigo soñaba con esta estación, con mi estación pero sin dejarme arrastrar demasiado. Mi estación siempre estaba ahí, esperándome.