Esta semana te invito a explorar dentro de tu corazón. Ya hemos trabajado la búsqueda de nuestro potencial, de eso que hacemos bien de forma natural y que puede ayudarte mucho en el propósito de tu vida.

Después, explora cómo puedes utilizar ese potencial para ayudar a otros, cómo a través de ese don que tienes , puedes aportar algo a tu mundo, a tu entorno.

A partir de aquí, haz un plan, pequeñito o grande, pero ponte en marcha.

Tener un plan nos da un sentido y cuando empieces a experimentar lo que te da el aportar algo al mundo que te rodea, verás que todo se pone en su sitio.