Esta semana hablamos del miedo, otra de las emociones básicas con una función de supervivencia y que da lugar a otras emociones secundarias. Es una emoción universal, la tenemos todos y se presenta en nosotros desde el nacimiento.

Se identifica por una sensación muy desagradable que nos avisa de una amenaza o peligro hacia nosotros mismos. Es una emoción fundamental que nos ayuda a nuestra supervivencia.

Los miedos suelen ir relacionados con

  • Incertidumbre
  • Pérdidas
  • Soledad
  • Miedo al propio miedo: Ataques de pánico.

El miedo en nuestra cultura, es un símbolo de debilidad, de vulnerabilidad. Es una emoción que se muestras de forma diferente en cada persona y esto va a estar fuertemente determinado por nuestras creencias. Pero , TODOS tenemos miedo.

Normalmente gastamos mucha energÍa en combatirlo, en intentar superarlo.

FASES DE ESTA EMOCIÓN:

  • El miedo comienza con un estímulo externo
  • Una vez que la señal entra en el cerebro, se conecta la amígdala cerebral que da la señal de alarma
  • Con la señal de alarma, pone en marcha mediante el sistema nervioso, todas las reacciones físico químicas que necesitas.
    • Ataque
    • Huída
    • Bloqueo

El miedo puede ser funcional o disfuncional.

  • Miedo naturales :Se produce ante un peligro real. Lo normal es la huida y el escape. El miedo es necesario y fundamental
  • Miedo irracional: Se produce ante un peligro imaginado, que tienen que ver con nuestra vida cotidiana por miedos irracionales. Este es el miedo que te limita.

Es contra el miedo irracional con el que tenemos que mediar para que no nos paralice en la vida y que podamos avanzar, a pesar de ese compañero de viaje que es el miedo.

Pero ¿y si fuéramos capaces de verlo desde otro punto de vista?

¿y si al miedo, en vez de llamarlo miedo, lo llamamos narrador de historias?

El miedo, al igual que las historias, tienen las mismas estructuras. Nosotros somos los personajes de nuestros miedos .

Nuestros miedos tienen tramas y situaciones imaginadas.

El miedo concentra nuestra atención en una sola pregunta

¿Qué PASARÁ AHORA? Es decir, el miedo, nos proyecta al futuro y recuerda, que cuando proyectas la atención a un futuro que aún no existe, es algo imaginado, tu cuerpo y tu cerebro, conectan los mecanismos psicobiológicos como si ya fuese una realidad.

Eso te produce un bloqueo general en tus aptitudes. El miedo te atrapa y te mete en ese instante que aún no existe y la angustia con la que vives de forma anticipada, te trae un sufrimiento muy innecesario en estos momentos que perjudican a tu sistema inmunológico por culpa de los niveles de estrés que se elevan en tu cuerpo.

Debes saber que el miedo es una emoción necesaria, desagradable, pero muy necesaria. Piensa que si el hombre no hubiese tenido miedo, habría sido devorado por sus depredadores naturales y sin embargo, gracias al miedo, elaboró estrategias para vencerlos, a pesar de la superioridad física de éstos.

Ahora debemos actuar de igual forma. El miedo debe informarte, debe mantenerte en alerta para desarrollar todas las estrategias de protección . Pero ya está, no dejes volar a tu imaginación porque probablemente te llevará a las situaciones más dramáticas de todas las posibles.

De esta realidad no podemos escapar y la mejor forma con la que puedes afrontar esto, es con presencia. No permitas que tu mente se vaya al futuro, no permitas que confeccione historias que aún no existen y utiliza el miedo como lo que es , una emoción para que estés alerta .

Cada vez que tu mente divague y empiece a contarte historias, PARALA Y RESPIRA, vuelve al presente.

Recuerda que el miedo es de VALIENTES.

El miedo, aunque es una respuesta adaptativa, genera ansiedad y bloqueos.

Acepta que tienes unos límites y cuando nuestro cuerpo y nuestra mente lo sobrepasan, el cuerpo avisa mostrando síntomas de ansiedad. No te asustes, tan solo hazte consciente de que estás sufriendo esta emoción y que tu cuerpo se queja.

Para hacer frente a la ansiedad, son muy útiles las técnicas de relajación y las respiraciones.

 La forma de trabajar el miedo es AFRONTARLO. Esto consiste no tanto en no sentir ese miedo, como qué es lo que voy a hacer con el miedo:

1.- Identificar los miedos.- Autoconocimiento

2.- Entender cuando viene, por qué viene, cómo actúa y cómo lo manejo

3.- Darle una intención mas positiva al miedo .- ¿amenaza o reto?

4.- Tener un plan de abordaje, tener recursos. Establecer una estrategia para cuando nos encontremos estas situaciones.

5.- Si no tienes recursos, busca ayuda profesional

No se trata de dejar de tener miedo, se trata de seguir adelante a pesar del miedo.