Vamos a aprovechar la invitación que te hacía en el post para que explores tus creencias sobre la navidad.

Siéntate delante de tu diario y describe tus navidades anteriores, costumbres, sentimientos, emociones y sensaciones. Describe también esos compromisos, a veces un poco abrumadores que nos hacen ir cada navidad, estresados intentando cumplir con todos nuestros círculos familiares y sociales. Como siempre, te pido que seas honesto contigo mismo, esto es algo que solo escribes para ti, para tomar conciencia de cómo vives estos momentos.

Una vez descrita tus navidades en costumbres y sentimientos, intenta poner nombre a tus creencias, aquellas que hayas encontrado y que te lleven a tus primeros años de vida, a tus padres, a tus navidades de niño….

Ahora, vuelve a 2020. Identifica tus circunstancias y los cambios que se vayan a producir estas fiestas por la pandemia que estamos sufriendo. Analiza cómo te afectan tus creencias y sobre todo, busca en el «Yo actual», cómo puedes hacer que estos días sean unos días de despedida del año y de entrada al nuevo con la esperanza y la ilusión con el que el mundo mira hacia el final de esta película de terror que nos ha tocado vivir.

Esta es TU NAVIDAD, la que tu defines, la que tu eliges, sin compromisos, sin estrés, con tu círculo más íntimo o incluso en soledad. Escribe tu nueva navidad para ti…