Escribe esta semana sobre personas que te generan desconfianza.

Analiza por qué sientes esto, que te han hecho o que emociones afloran cuando interactúas con ellos, a qué creencias te llevan estas personas.

Haz un ejercicio de memoria sobre tus padres/cuidadores y sus mensajes advirtiéndote de quien te puedes fiar y de quien no.

Recuerda las veces te has sentido traicionado o engañado por alguien y qué relación tiene con esta persona que te produce desconfianza.

Tomar conciencia cuando nos sintamos desconfiados, nos puede ayudar a entender el origen de esta desconfianza y a partir de ahí, experimentar como nos sentimos con estas personas. Si somos capaces de ver el efecto tan nocivo que esta desconfianza tiene para mi equilibrio emocional, podré trabajarme para disminuir esos grados de desconfianza y mejorar mi bienestar.