Esta semana toca tomar conciencia de tu edad. Para ello te propongo que te programes una sesión deportiva, si es posible, de algo que hacías cuando eras más joven, evidentemente, al ritmo que puedas hoy.

Cuando hagas este deporte, toma conciencia de los cambios en tu cuerpo, en tu fortaleza física y sobre todo, en tu fortaleza mental.

Vas a comprobar que así como físicamente vamos perdiendo facultades, las podemos suplir con fortaleza mental para disfrutar del ejercicio, sin enfocarnos tanto en los resultados y si en la propia práctica.

La edad tiene un espacio maravilloso para la conciencia que nos permite explorar todos los aspectos relacionados con cualquier actividad que requiera concentración mental. La mediana edad en un momento espectacular para desplegar todo lo aprendido y desarrollar cualquier cosa que queramos hacer con conciencia.