Como sabes la práctica informal va de tomar conciencia en tus actividades rutinarias, hacerlas de forma consciente.

Esta semana te propongo que concentres tu atención en tus conversaciones. Al estar más tiempo en casa, tendemos a estar todo el tiempo con el móvil pegado y con una consulta casi sistemática a whatssap o redes sociales sin prestar atención a las personas que conviven con nosotros. Ahora, los convivientes son nuestros únicos contactos físicos y debemos cambiar estos hábitos adquiridos.

En los momentos de familia, deja el móvil lejos de tu alcance y centra tu atención en tener conversaciones conscientes, con escucha activa y habla consciente.

Cuidar la calidad de nuestra comunicación en estos tiempos en que es tan escasa, puede ayudarte a disminuir la sensación de aislamiento social.