Esta semana mi propuesta es que hagas una valoración de tus tiempos y emociones el el sistema de alerta.

Visualiza tus días y además de escribir en tu diario sobre lo que cada día te apetezca, intenta cuantificar el tiempo que has pasado en ese sistema rojo de regulación emocional. Piensa que para encontrar un equilibrio, vamos a trabajarnos que los tres tengan el mismo peso cualitativo y cuantitativo en nuestros días.

Analiza tus tiempos, tus emociones y establece cuanto tiempo te queda para los otros dos. Esto es el primer paso en la toma de conciencia sobre tu gestión emocional. La semana que viene continuamos.