La paciencia en una de las actitudes de Mindfulness más complicadas o mejor dicho, más en contra posición de la realidad que vivimos en esta sociedad.

Asociamos el concepto de paciencia con inacción, con pasividad y sobre todo, con falta de iniciativa y esto está muy alejado de la realidad

En estos años de trabajo, he comprendido que la impaciencia es un apego a un resultado determinado en un tiempo específico y como todo apego, es una expectativa, una necesidad de control más que hemos de soltar si queremos ser coherentes con la realidad que vivimos.

La falta de paciencia es uno de los puntos estresores normalizados y con una visión positiva de este mundo de locos que nos aleja de la atención plena y de la claridad mental.

El mundo va a su propio ritmo y lo que no depende de nosotros, va a ocurrir cuando tenga que hacerlo, independientemente de tus sensaciones de impaciencia, la presión que metas a tu alrededor y sobre todo, independientemente de tus propias expectativas.

El desarrollo de la paciencia nos aporta un estado de tranquilidad absolutamente maravilloso para con el mundo que te rodea, soltando esa necesidad de control que tanto daño nos hace y sobre todo, centrando tu energía y esfuerzo en las cosas que realmente dependan de nosotros.

Como cada semana, hoy te invito a explorar en tu propia paciencia desde este portal, a través de

  • Post semanal
  • Práctica Formal
  • Práctica informal
  • Instrucciones para tu diario de mindfulness
  • Imagen de la semana
  • Noticias y enlaces de interés