Mi amado Atleti

No podría contar cuantas veces he tenido que oír que los que somos y amamos al Atleti somos sufridores.

Permíteme que te cuente que ser del Atleti es mucho más que sufrir, ser del Atleti es un sentimiento de lucha, de grupo, de unión y sobre todo, de apoyo, de fuerza y de ilusión.

Si, perdimos en el min 98 aquella Eurocopa, lloramos y nos frustramos, pero déjame que te cuente que el sentimiento atlético es un sentimiento tan bello, tan lleno de conexión, que no hay equipo mejor.

No es decepción, es aceptación de ser del mejor equipo del mundo 😉 por lo que significa, no por las copas con las que cuenta en la estantería.