Esta semana te propongo un trabajo en el desarrollo de esta creatividad.

Cada día, tienes que escribir una página al menos de tu diario. Me da igual el tema, el caso es que cada día, a la misma hora, si es posible, en el mismo lugar, siéntate y escribe. Abrete a tus emociones, tus sentimientos, tu realidad, tu presente.

Haz este ejercicio tras la meditación, en silencio…

Identifica tus obstáculos, y si los percibes, escribe sobre ello.

A lo largo de los días, observa tus avances y toma conciencia de el desarrollo de esta creatividad.