El ir corriendo todo el día de un lado a otro en nuestra vida, hace que nos desconectemos de nuestra esencia como seres humanos. Tenemos numerosas herramientas de conexión con los que nos rodean que son olvidadas por completo y nos suma en una soledad perjudicial, absurda y tremendamente dura en esta maravillosa vida.

Esta semana hablo de una de ellas, nuestra sonrisa. Este gesto, que aparentemente refleja cuando una persona se siente bien , se siente feliz, tiene mucha más fuerza de lo que nos pensamos . La sonrisa desde el corazón, esa que nos arruga los ojos y estira nuestros labios, esa sonrisa donde se te ríen hasta los huesos, tiene un poder enorme, tanto en la persona que la hace como en la que la recibe.

Como cada semana, te invito a explorar y encontrar el poder de la sonrisa a través de

  • Post Semanal
  • Práctica Formal
  • Práctica Informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Instrucciones para tu diario de mindfulness
  • Imagen de la semana