En la entrevista que te he compartido de Kathrine Switzer hay una parte que me resuena en especial . Cuenta como en una carrera, siente que la empieza una persona y la termina otra.

En nuestra vida, todos tenemos momentos de plena consciencia, importantes, trascendentes que nos hacen sentir que hemos crecido, que hemos evolucionado.

Mi propuesta para esta semana va de esto. Recuerda algún momento de tu vida donde sientas que ocurrió la magia. Trae a tu memoria alguno de esos momentos tan intensos e impactantes para ti, que sentiste que cuando terminó el evento en sí, te habías convertido en otra persona. No hace falta que sea relacionado con el deporte, aunque para los que hemos corrido, sabemos perfectamente identificarlo.

Escribir sobre un acontecimiento que requirió de tu presencia, de tu plena conciencia acompañado de esfuerzo y voluntad, te transforman y tomar conciencia de esta evolución, fija en ti dicho crecimiento.

Recuerda aquello, recuerda la persona que lo empezó, con sus etiquetas, sus bloqueos, sus miedos y piensa en la que terminó.

Recordar lo que fuimos y entender lo que somos en este momento, aquí y ahora nos ayuda a redefinir nuestras necesidades, nuestras fortalezas y por qué no, nuestras debilidades. Sencillamente, nos ayuda a conocernos.