No hay mejor forma de trabajar nuestro bienestar interno que conectar con el afecto básico. Dibuja una sonrisa desde tu interior y haz esta meditación

descárgala aquí