Si haces deporte habitualmente, te invito a que introduzcas en tu práctica unos movimientos sencillos de yoga antes de realizarla.

Un calentamiento con determinados movimientos conscientes, hará que comiences tu práctica deportiva conectado con el presente, prestando más atención al ejercicio, al movimiento y a tu cuerpo que a las emociones y pensamientos que trajeras previos al momento de hacer deporte.

En muchas ocasiones, nos ponemos a entrenar sin más, y nos pasamos el tiempo del entrenamiento, rumiando nuestro día a día, sin centrar la atención en el momento presente. Esto tiene dos inconvenientes, no tomas conciencia del movimiento y por lo tanto, no consigues lo que llamamos «entrar en la zona» donde si conectas bien con el movimiento y tu cuerpo, encuentras el punto de mínimo esfuerzo, máximo rendimiento. Por otro lado, corres el riesgo de lesionarte por no estar pendiente del cuerpo .

La forma que tenemos de introducir el mindfulness en el deporte, es entrenando la presencia durante el ejercicio para fluir con nuestro propio movimiento. Con este sencillo calentamiento, conectarás con el momento presente y podrás comenzar tu práctica enfocado.