Esta semana estoy escribiendo el temario para un Máster de Comercio internacional y me he encontrado con un conceptos de esos que necesito compartir.

Estamos en una sociedad a la carrera, donde nuestras agendas y la presión social, nos lleva a reflexionar muy poco sobre nosotros y sobre las personas que nos rodean, en pro de estar focalizados siempre en los resultados, el trabajo y la productividad.

El resultado es una sociedad muy sola, desatendida emocionalmente y muy vacía por dentro, una sociedad muy deshumanizada que nos ha separado de nuestros iguales y casualmente, una sociedad con el mayor consumo de la historia de ansiolíticos.

El concepto de Dirección compasiva nos habla de un viaje interno hacia nosotros y hacia nuestro entorno, donde volvamos a mirar a los seres humanos que conforman nuestra vida, donde se valore y trate a todo el mundo con dignidad y que cada persona, por el simple hecho de ser persona, sea tenida en cuenta en su ámbito de trabajo.

La dirección compasiva no habla de ser blando, muy lejos de esto, la compasión hace que las personas que la entrenan, sean personas fuertes, resilientes y valientes y sean capaz de transmitir esa energía necesaria en situaciones difíciles a las personas con las que interactua.

La compasión en una habilidad innata que tiene el ser humano desde su nacimiento pero que va olvidando y escondiendo detrás de un montón de capas de ego que esconden nuestro sufrimiento y como resultado final, nos esconden la verdadera persona que somos.

Bienvenido a este viaje de rencuentro precioso.

Como cada semana , te invito a explorar a través de :

  • Post Semanal
  • Práctica Formal
  • Práctica Informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Imagen de la semana