Esta semana me encuentro de vacaciones estivales. Como cada año, traigo muchas ganas de descansar y muchas cosas en mi cabeza que programar para el próximo curso.

Uno se llena de expectativas para esos pocos días que tenemos para disfrutar de las vacaciones y rápidamente, estas expectativas decaen por cualquier imprevisto como pueden ser, la casa que no era como pensaba, la zona que no nos gusta, hace mucho calor o sencillamente, hay algún trámite de urgencia que te impide desconectar totalmente.

En estos casos solemos sentir una especie de desolación y parece que cualquier detalle puede fastidiarnos nuestros días de vacaciones.

La conciencia plena impide que estas pequeñas barreras, tiren abajo nuestras ganas de descansar en familia o solos y permite que disfrutemos de lo que estos días tengan para nosotros

Como cada semana, te invito a esta reflexión a través de

  • Post Semanal
  • Práctica formal
  • Práctica Informal
  • Instrucciones para tu diario de Mindfulness
  • Notas y enlaces de interés
  • Imagen de la semana