Para mi, una de las fuentes de inspiración en este tema es un Gobierno, si , no me he vuelto loca, un auténtico gobierno en un país muy especial del mundo

Bután es un pequeño país, situado entre China y el Himalaya donde, desde los años 70 se mide el crecimiento del país no en función de la renta per cápita de la población, sino que se hace por un índice que les hace únicos y especiales.

Este gobierno, para tomar decisiones, miden el índice de felicidad de la población. Es un país que decidió apartarse de las corrientes capitalistas que manejaban todos los gobiernos de los países más civilizados y asumieron la aventura de pensar en sus personas y no es su crecimiento económico. No te pierdas esta entrevista

Un modelo de dirección compasiva extremo. Si esto es posible en un país ¿no podemos generar sistemas de dirección compasiva a pequeña escala?