Es muy importante que analicemos en nuestro diario esos sentimientos de frustración que sufrimos cuando las cosas no salen como nosotros queremos.

Llevar al papel este tipo de sentimientos, nos da la oportunidad de ponerle nombre a lo que sentimos, analizar las causas de por qué nos sentimos así, llegar a nuestra expectativa y a indagar un poco más profundo para ver de donde viene.

Los resultados suelen ser bastante aclaratorios y sobre todo, una vez llevado todo al papel, podemos relativizar y dar la importancia que verdaderamente tiene cada cosa.

Esta semana te invito a que intentes trabajarte en tu diario alguno de estos sentimientos de frustración, aunque no sean grandes cosas. Nos frustramos mucho más de lo que somos conscientes y esto nos sitúa en una queja permanente que nos mantiene en una frecuencia vibratoria muy negativa.

Verás que interesante.