Bienvenido Septiembre y con él, despedimos un verano de vuelta a nuestra vida, un intento de volver a sentir la libertad, el calor de los nuestros y que a muchos de nosotros, nos ha sabido a VERANO.

Atrás quedan las restricciones, atrás queda la incertidumbre, la tristeza y el colapso de una sociedad torpe e ilusa que pensó que todo lo controlaba y que de golpe, perdió todo referente en su forma de vivir.

Estamos arrancando hacia la vuelta a la normalidad, aún con miedo, con barreras, con mascarillas pero dando pasos, que es lo más importante para salir de una situación de bloqueo.

Esta semana escribo desde uno de mis sitios preferidos, montaña, mar y silencio, mucho silencio.

Escribir, leer y disfrutar de lo que me gusta son mis compañeros de viaje y aquí, lejos de obligaciones, de rutinas, de ruido, aquí escribo este post de partida para un nuevo curso lleno de proyectos y de ilusiones.

Es importante planificar, soñar, tener objetivos que nos empujen a partir con ganas hacia un año largo y lleno de trabajo, pero sin olvidar el presente, sin olvidar que solo cuenta hoy, que nada está garantizado y que solo será posible, si el día que me importa es el que estoy viviendo en este momento.

Como cada semana, te invito a trabajar desde

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Noticias y enlaces de interés
  • Imagen de la semana
  • Instrucciones para tu diario de Midnfulness