Ya estamos todos en marcha, el curso, los trabajos, el deporte, las rutinas del invierno, han dado el pistoletazo de salida y se acabaron las puestas de sol, la playa, los viajes, el descanso….

Es una época dura física y mentalmente. El consumo de energía para adaptarnos a los nuevos ritmos es tremenda y nos sentimos abrumados por los días llenos de actividad que apenas nos dan un respiro.

Muchos de nosotros, acusamos una especie de cansancio crónico que tiene mucho que ver con esto y con la pérdida de horas de luz, pero también, muchas personas sienten que su estado de ánimo se va al suelo, acusando cuadros de tristeza y ansiedad especialmente agudizados en este momento del año.

Una reflexión sobre como afrontar la rutina, el trabajo nos puede ayudar a encarar esta época del año con más fuerza y optimismo.

Como cada semana, te invito a que explores el tema a través de

  • Post semanal
  • Práctica formal
  • Práctica informal
  • Instrucciones para tu diario de mindfulness
  • Imagen de la semana
  • Noticias y enlaces de interés