Esta semana quiero que tomes conciencia de tu nivel de atención en el trabajo, sea el que sea.

En la práctica informal, te proponía hacer parte de tu tiempo de trabajo en atención plena y quiero que reflexiones sobre el resultado en tu diario.

Compara los momentos en los que trabajas en atención plena con los que no, en cuanto a :

  • Tu capacidad de concentración
  • Tu productividad
  • Tus sensaciones en la actividad que realizas

Normalmente, cualquier cosa que hacemos en atención plena nos produce una sensación de bienestar. Si el trabajo es una de las cosas que más quejas produce en nuestra vida, ¿por qué no probar a ponerle toda nuestra atención? te esperan sorpresas….