Me gustaría que tuvieses el coraje de hacer lo siguiente esta semana.

En el momento en el que ocurra alguna circunstancia que detectes en tu pensamiento que está actuando tu voz crítica, toma tu diario y escribe todo lo que te dice, con todo detalle: frases, adjetivos, tono, emoción.

Escribe sobre como te sientes cuando leas todo eso que te estás diciendo y coma conciencia de que tu cerebro lo recibe como si te lo dijera otra persona.

Ahora, piensa que eso que te acaba de pasar , le pasa a uno de tus mejores amigos y escríbele una carta compasiva, corrigiendo y transformando todos esos mensajes maltratadores en mensajes constructivos.

El tomar conciencia del nivel de maldad de nuestra voz crítica, nos puede ayuda mucho a empezar a cambiarla.