Esta semana debes ayudarte de tu diario para evaluar esta necesidad de valoración que tienes en tus diferentes ámbitos.

Selecciona uno de ellos; por ejemplo: padres del cole

Haz una reflexión personal sobre: Cómo te presentas ante ellos, que personaje es el que actúa, que cosas de ti piensas que no muestras por temor a ser juzgado, que crees que opinan de ti, que sientes cuando piensas que te están juzgando o que no estás a la altura…

Cada uno tiene una percepción muy personal en cada faceta de su vida sobre la aprobación externa. Tener el valor de sentarte y hacer una reflexión en profundidad sobre esto te puede ayudar a tomar conciencia y así, poder bajar un poco esa necesidad de valoración que sin darnos cuenta, puede hacer que vivamos desde un sitio muy alejado de nosotros.

Tras esta reflexión en cada uno de tus entornos, intenta hacer una valoración personal hacia ti mismo en cada uno de esos aspectos. Esa es la única valoración que te debe importar.