Esa semana te propongo poner conciencia en algo que nos cuesta bastante hacer y es :

TU VALORACIÓN INTERNA

Cada día, toma conciencia de cada objetivo que cumplas, de cada esfuerzo, de cada vez que te levantes de una caída y date esa valoración interna que normalmente no hacemos.

En muchas ocasiones, cuando las cosas salen bien porque las hemos trabajado, solemos pensar que sencillamente es lo que tenemos que hacer, sin darnos ningún refuerzo positivo por ello. Sin embargo, si sentimos que hemos cometido un error, que no hemos estado a la altura, nos machacamos a través de nuestra voz interna.

Hoy toca cambiar el sentido de esa valoración y esta semana, nos reforzamos todo aquello que hagamos posible. Nos merecemos nuestra propia valoración.