Como definición, las hormonas son sustancias segregadas por sustancias especializadas, cuyo fin es influir en el comportamiento de otras células. Sin embargo, esto va mucho más allá de esta definición.

De las hormonas ya se sabe muchísimo a nivel científico y una de las cosas sobre las que ya hay una evidencia más que demostrada, es que las hormonas intervienen en todos nuestros estados emocionales.

Hasta ahora, hemos pensado que según el momento de nuestras vidas, nuestra edad, nuestro sexo, nuestro estado de salud, nuestro descanso, nuestra alimentación, nuestro nivel hormonal estaba determinado por estos factores y en realidad, así es. Pero también sabemos ya que hay determinadas formas de activar determinadas hormonas que afectan directamente en nuestro estado de ánimo, nuestra sensación de bienestar, nuestra calma, nuestro visión de los acontecimientos, en resumen, nuestra percepción del presente.

Como propósito para este año, os planteo el trabajar en estas hormonas que nos benefician y en resumen podemos destacar:

OXITOCINA

Hormona que dismunuye los efectos del cortisol y por lo tanto puede ayudar a bajar nuestros niveles de estrés, o al menos los efectos que éste produce en nuestro cuerpo.

Para activar la secreción de esta hormona, cosas como :

  • Meditar cada mañana
  • Darle un abrazo a alguien de al menos 8 segundos de duración
  • Hacer un acto de generosidad, ayudar a alguien o sencillamente estar pendiente de los demás

Además de las funciones de muchos conocidas que tienen que ver con el momento del parto y la lactancia en la mujer, esta hormona esta hormona está involucrada en el el reconocimiento y establecimiento de relaciones sociales, así como en la formación de relaciones de confianza y generosidad entre personas. Los efectos son muy beneficiosos .

DOPAMINA

Esta es la hormona relacionada con los circuitos del placer en nuestro cerebro. Esta hormona es la que se segrega cuando jugamos a video juegos, obtenemos likes en redes sociales o consumimos algunas sustancias no recomendables, sin embargo, podemos generar dopamina de formas mucho más saludables como son:

  • Hacer ejercicio físico cada día
  • Celebrar nuestros logros
  • Descansar lo suficiente (mínimo 7 horas diarias)

ENDORFINAS

Son sustancias naturales, sintetizadas por nuestro cerebro que, entre otras cosas, tienen la propiedad de aliviar los procesos de dolor en nuestro cuerpo. Son como un potente analgésico natural, ya que bloquean los detectores del dolor en nuestro cerebro. Es la llamada hormona de la felicidad.

El cuerpo produce endorfinas como respuesta a múltiples sensaciones, entre las que se encuentran el dolor y el estrés. También influyen en la modulación del apetito, en la liberación de hormonas sexuales y en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Cuando sentimos placer estas sustancias químicas se multiplican.

Para estimular la producción de endorfinas tenemos las siguientes opciones:

  • Practica hobbies
  • Reir con nuestros seres queridos o nuestro entorno de confianza
  • Actividades de desinhibición mediante la expresión artística como son bailar o cantar.

SEROTONINA

Es un neurotransmisor muy relacionado con el control de las emociones y el estado de ánimo, aunque cumple también otro tipo de funciones: Regula el apetito causando la sensación de saciedad, controla la temperatura corporal y regula el apetito sexual.

Para incrementar nuestros niveles de serotonina en nuestro cerebro y por tanto, conseguir una mejora de nuestro estado de ánimo podemos:

  • Practicar la gratitud a diario
  • Buscar entornos naturales para reconectar con nuestra parte más natural
  • Tomar conciencia de los buenos momentos a través de nuestros recuerdos, sin entrar en estados de rumiación permanente que nos tengan sumidos en recuerdos pasados desagradables o preocupaciones futuras.

Ya está bien de estar a merced de nuestro entorno. No podemos dejar nuestro estado de ánimo a merced de un nivel de hormonas descontrolado y en manos de la suerte o de los estímulos externos.

Tomar concidencia de cómo nos sentimos y sobre todo, formar parte activa de nuestro bienestar, puede ayudarnos mucho a equilibrar nuestros niveles hormonales en función de nuestras necesidades.

Tomando conciencia, viviendo en coherencia….