Esta semana por fin ha tomado forma definitiva mi próximo libro. Es un proyecto en el que he trabajado este último año pero que en realidad, se ha ido fraguando dentro de mí durante los últimos 20 años.

Tras una vida llena de experiencia profesional muy variada, he llegado a determinadas conclusiones que necesitaba trabajar y compartir.

Conceptos como competitividad, productividad, competencia, jerarquías y muchos más, han sido inyecciones de estrés y deshumanización que han hecho que aquel trabajo con el que soñaba de jóven, se convirtiera en una auténtica pesadilla en mi vida.

Ojalá pueda ver la luz pronto, si la pandemia nos lo permite.

De momento, os dejo el epílogo para ir abriendo boca…

LIBRO : «Liderar sin amargar», por Mamen Fernández, Febrero 2022

Domingo por la tarde, el fin de semana se termina. Sensaciones agridulces que, por un lado te permiten disfrutar del descanso que has tenido y por otro, te recuerdan que mañana empieza la carrera de fondo de la siguiente semana.

¿Cómo te sientes en esos instantes? La mayoría de nosotros, amargados.

El mundo laboral, se ha convertido en una especie de esclavitud que nos aleja de nuestros seres queridos, de nuestras aficiones, de nuestro autocuidado y unas agendas aterradoras, nos sumen en una locura de vida de la que no tenemos ningún control.

Sin embargo, si nos paramos a pensar un poco llegamos a una serie de realidades muy contradictorias. Durante nuestra juventud, nos preparamos para desarrollar la labor profesional que de alguna forma, elegimos. Años de duro trabajo y estudio, que nos dotaron de la titulación y las herramientas necesarias para iniciar aquel camino laboral, soñado por todos.

Aquel primer día de trabajo, donde una mezcla de orgullo, felicidad y miedo, nos proporcionaron sensaciones inolvidables y nos hicieron conscientes de que lo habíamos conseguido, éramos adultos, independientes y estábamos en el mundo laboral.

Años después, un sentimiento de apatía y tristeza nos invade cuando pensamos en el trabajo. ¿Qué está fallando?

Ha fallado casi todo, una sociedad a la carrera, en una búsqueda incesante de rentabilidad y competitividad ha destruido el valor más importante de las empresas, la humanidad que precede al talento.

Humanizar las compañías es una necesidad vital en una sociedad cada vez más enferma, con unos niveles de ansiedad e insatisfacción laboral en continuo crecimiento.

Herramientas para los directivos, los mandos intermedios y en general, para toda persona que trabaje con otras personas es lo que vas a encontrar en este manual.

Que lo disfrutes….